<
Océano Indico, por fin una vista nítida del horizonte >