Después de Rosenheim, los Alpes van tomando forma en dirección a
Innsbruck.